En el mercado existen una gran variedad de toldos para balcones. Dependiendo del tamaño, presupuesto y estructura, se puede optar por un toldo u otro. Elegir el mejor toldo para nuestro hogar o establecimiento es esencial para poder disfrutar de todas las características que nos ofrece.

En Beljemi confeccionamos toldos a medida para que se adapten perfectamente al espacio donde quieras instalarlo sin ningún tipo de inconveniente. ¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de la mejor manera! 

Tipos de toldos para balcones

  • Toldo de punto recto. Destaca por su fácil instalación. Este tipo de toldo se caracteriza por sus dos resistentes brazos laterales que permiten una inclinación de hasta 180 grados. Son habituales en ventanas o balcones con paredes laterales. Nos ofrece una cobertura totalmente vertical, protegiéndonos de los rayos solares.
  • Toldo tipo estor o vertical. Es una opción muy versátil. Destaca por su sencillez estética y su cómoda utilización manual. Sus brazos laterales destacan por su libertad de posiciones, pudiendo adoptar una totalmente vertical y otra hacia el exterior. Se caracteriza por su resistencia ante los climas más adversos y por su larga durabilidad ante los rayos UV del sol, el viento o la lluvia.
  • Toldo de brazo invisible o articulado para balcón.  Consta de brazos articulados y ofrece una amplia libertad de posiciones. Es recomendable para utilizar en terrazas, ya que su fijación se realiza en la pared. Hay que saber muy bien la orientación de la vivienda, ya que es recomendable incorporarlo en aquella fachada orientada hacia el norte o sur, para cubrir las horas de mayor incidencia solar.
  • Toldo tipo cortina corredera. Se trata del toldo más clásico. Permite a la tela correr en el sentido horizontal. Tamiza la totalidad de la luz solar, pero ocupa mayor espacio y no te permite ocultar la tela completamente. Su uso más extendido es para toldos laterales en combinación con otros sistemas como el toldo telón. La cortina se discurre verticalmente cubriendo todo el balcón. Este tipo de toldo está cada vez más en desuso.
  • Toldo para ventana. Se les conoce como tipo cofre. Se debe utilizar en sitios donde la profundidad del balcón es menor a 1’5m, o cuando no se dispone de techo para instalarlo. Su instalación se realiza en la pared e incorpora dos brazos que funcionan como pivotes. Ofrecen intimidad y embellecen la fachada.
  • Toldo capota. Es una clase de toldo con forma curva diseñado para resguardar del sol en las ventanas individuales. Es ideal para pequeñas ventanas y uno de los más demandados por pequeños negocios. Su forma es perfecta para resguardarse de la lluvia y el viento.

Características de los toldos para balcones

Con o sin faldón. El faldón es el trozo de lona que cuelga al final, su función es complementar la protección de los rayos solares, además de darle un plus de privacidad. Puedes optar por un faldón en ondas o recto.

Manual o motorizado. Los toldos manuales se tratan de los más económicos, constan de una manivela para abrirlos y cerrarlos. En el caso de que busques más comodidad, la opción de un toldo eléctrico es la ideal para ahorrar tiempo y esfuerzo; eso sí, es aconsejable que aunque estén motorizados consten de una manivela en el caso de que el sistema falle.

Con cofre, semicofre o sin él. Los toldos con cofre son los más resistentes, pues este cofre protege la lona de los climas más adversos y alarga su tiempo de vida. Los que no tienen cofre están expuestos directamente al exterior, arriesgándose a estar expuestos a cualquier inconveniente que pueda surgir.

Permiso para instalar un toldo en el balcón

Lo más habitual es que si vives en un edificio con una comunidad de vecinos, tengas que ponerte en contacto con ellos para informar de que tienes pensado instalar un toldo. En la mayoría de comunidades se llegan a acuerdos sobre el tipo de toldo, el color y la tela para lograr una fachada uniforme y atractiva.

Toldo de brazos extensibles...
  • -20 %

Toldo de brazos extensibles ILEX MINI

toldo-Piccolo
*Las imágenes no son contractuales. Toldo de brazos extensibles con soportes independientes. Su principal característica es la versatilidad y facilidad de instalación y regulación. Es ideal para instalar en exteriores como terrazas, jardines, porches, patios, negocios y comercios. Las medidas máximas son 5 metros de ancho (línea) y 3 metros de largo...
333,60 € 417,00 €

Cómo mantener el toldo de tu balcón

  • Recógelo cuando haga viento o lluvia. El clima más adverso puede llegar a dañar nuestro toldo, intenta prevenir que la lona esté expuesta en estas situaciones.
  • Evita dejarlo abierto cuando no estás en casa. Nunca sabes si el tiempo puede cambiar de un momento a otro, o qué problemas pueden surgir. Mejor mantén la lona recogida para garantizar su seguridad. 
  • No guardes el toldo mojado. Fundamental secar el toldo antes de su recogida. Bajo ningún concepto recojas el toldo cuando aún está húmedo, esto puede causar daños irreparables a la lona. 
  • Límpialo periódicamente. La solución de agua y jabón neutro es la más recomendada, ya que estos no dañan la estructura del toldo y realizan su función de manera eficaz. No utilices productos abrasivos, ni máquinas a presión, ya que aunque pienses que le estás haciendo un favor al toldo, estás consiguiendo todo lo contrario.

También te puede interesar...