Adquirir una pérgola es un paso significativo a la hora de perfeccionar un espacio. Lo sabemos. Pero merece la pena. Además de ser un elemento muy funcional, también puedes darle un uso exclusivamente decorativo. Las características del espacio donde se va a colocar la estructura de la pérgola, la meteorología de la zona y la actividad a la que vas a destinar tu nuevo toldo palillero condicionarán esa decisión, pero una correcta valoración de todos estos factores hará que nunca te arrepientas.

Tanto si tu pérgola es tradicional (con lona) o bioclimática (con lamas), puede instalarse de manera independiente, adosada a la pared o entre paredes. La principal distinción entre estas tres posibilidades radica en la estructura de la pérgola:

Pérgola adosada

La pérgola adosada se fija a una pared y cuenta con un mínimo de dos mástiles como soporte. Así, se convierte en una extensión del inmueble abriendo la posibilidad de crear espacios continuos entre el interior y el exterior de la vivienda o establecimiento sin tener que salir a la intemperie para acceder al área cubierta. 

Este tipo de toldo palillero es una opción muy resistente respecto a las inclemencias del tiempo. Además, es idóneo para espacios reducidos.

Pérgola independiente

En cambio, una pérgola independiente puede situarse en cualquier espacio con independencia de su tamaño o ubicación a pesar de que no haya paredes alrededor, puesto que sus puntos de apoyo son cuatro mástiles. Eso sí, te recomendamos que busques una superficie plana y estable para garantizar la gran resistencia y la seguridad que puede aportar la estructura de una pérgola de este tipo.

Pérgola entre paredes

Por otra parte, una pérgola también puede ubicarse entre paredes. En este caso, los largueros por los que se desliza la lona están anclados por sus extremos a dos paredes paralelas sin necesidad de descansar sobre ningún mástil, por lo que el paso por debajo de la estructura de la pérgola quedará libre de obstáculos. La instalación de este sistema, de gran resistencia contra el viento, es muy sencilla.

Todos los modelos de pérgolas que ponemos a tu disposición en Beljemi están fabricados en aluminio, pues se trata de un material que no requiere de un complejo mantenimiento y ofrece una larga vida útil. Sus medidas máximas son de 6m de ancho y 6m de largo.

Adquirir una pérgola es un paso significativo a la hora de perfeccionar un espacio. Lo sabemos. Pero merece la pena. Además de ser un elemento muy funcional, también puedes darle un uso exclusivamente decorativo. Las características del espacio donde se va a colocar la estructura de la pérgola, la meteorología de la zona y la actividad a la que vas a destinar tu nuevo toldo palillero condicionarán esa decisión, pero una correcta valoración de todos estos factores hará que nunca te arrepientas.

Tanto si tu pérgola es tradicional (con lona) o bioclimática (con lamas), puede instalarse de manera independiente, adosada a la pared o entre paredes. La principal distinción entre estas tres posibilidades radica en la estructura de la pérgola:

Pérgola adosada

La pérgola adosada se fija a una pared y cuenta con un mínimo de dos mástiles como soporte. Así, se convierte en una extensión del inmueble abriendo la posibilidad de crear espacios continuos entre el interior y el exterior de la vivienda o establecimiento sin tener que salir a la intemperie para acceder al área cubierta. 

Este tipo de toldo palillero es una opción muy resistente respecto a las inclemencias del tiempo. Además, es idóneo para espacios reducidos.

Pérgola independiente

En cambio, una pérgola independiente puede situarse en cualquier espacio con independencia de su tamaño o ubicación a pesar de que no haya paredes alrededor, puesto que sus puntos de apoyo son cuatro mástiles. Eso sí, te recomendamos que busques una superficie plana y estable para garantizar la gran resistencia y la seguridad que puede aportar la estructura de una pérgola de este tipo.

Pérgola entre paredes

Por otra parte, una pérgola también puede ubicarse entre paredes. En este caso, los largueros por los que se desliza la lona están anclados por sus extremos a dos paredes paralelas sin necesidad de descansar sobre ningún mástil, por lo que el paso por debajo de la estructura de la pérgola quedará libre de obstáculos. La instalación de este sistema, de gran resistencia contra el viento, es muy sencilla.

Todos los modelos de pérgolas que ponemos a tu disposición en Beljemi están fabricados en aluminio, pues se trata de un material que no requiere de un complejo mantenimiento y ofrece una larga vida útil. Sus medidas máximas son de 6m de ancho y 6m de largo.

¿Qué pérgola necesitas?

Hay dos factores fundamentales que tienes que valorar antes de comprar un toldo palillero. Es muy importante que los tengas en cuenta, ya que la estructura de una pérgola de aluminio es un conjunto de piezas muy vistoso que rara vez pasa todo lo desapercibido que nos gustaría y, además, requiere un desembolso por el que vale la pena pararse a observar e informarse al respecto durante unos minutos antes de su adquisición.

  • El espacio que tienes disponible: Aunque todas nuestras pérgolas se hacen a medida, cada uno de los modelos que fabricamos aportan una apariencia distinta y están recomendados para un uso u otro. Por este motivo, debes ser consciente del espacio del que dispones en el exterior de tu casa o negocio, así como de sus características. Cuanto mayor sea tu capacidad para visualizar dónde quieres ubicar tu nueva pérgola, más fácil será que aciertes con tu elección. 

  • La ubicación: Te aconsejamos que pienses bien dónde colocar el toldo palillero. En este punto, uno de los factores a tener más en cuenta es la funcionalidad a la que vas a destinar la nueva pérgola: no es lo mismo usarla para comer en familia al aire libre que para habilitar una zona de juegos a los más pequeños en el exterior del inmueble.  Aunque lo más habitual es utilizarla cuando en el exterior haya buen tiempo, también tendrás que considerar las ventajas y desventajas de desplazarte hasta ella cuando la climatología sea desfavorable. Además, es conveniente que la robustez de la estructura de la pérgola encaje estéticamente con el resto de la construcción para que no parezca un parche respecto a la fachada del edificio.

  • La ubicación: Te aconsejamos que pienses bien dónde colocar el toldo palillero. En este punto, uno de los factores a tener más en cuenta es la funcionalidad a la que vas a destinar la nueva pérgola: no es lo mismo usarla para comer en familia al aire libre que para habilitar una zona de juegos a los más pequeños en el exterior del inmueble.  Aunque lo más habitual es utilizarla cuando en el exterior haya buen tiempo, también tendrás que considerar las ventajas y desventajas de desplazarte hasta ella cuando la climatología sea desfavorable. Además, es conveniente que la robustez de la estructura de la pérgola encaje estéticamente con el resto de la construcción para que no parezca un parche respecto a la fachada del edificio.

Lonas para pérgolas

Al margen de la estructura de la pérgola, te aconsejamos que prestes especial atención a la lona, ya que es la parte que más se ve. 

Nuestras lonas están diseñadas para su exposición al aire libre. Durante el proceso de teñido, los pigmentos impregnan desde la parte superficial de la lona hasta el corazón de la fibra, por lo que la larga duración del tinte está garantizada con independencia de la climatología a la que se exponga.

Asimismo, proporcionan una protección contra los rayos UV superior al 60%, llegando a alcanzar el 100% en algunos tejidos. De este modo, las lonas para pérgolas que ofrecemos en Beljemi son capaces de reflejar los rayos ultravioleta, evitando que estos penetren en los tejidos e impidiendo el contacto directo con nuestra piel. 

También poseen un alto grado de resistencia al agua, sobre todo el tejido acrílico resinado. En esta línea, todas las lonas están confeccionadas con un acabado especial que acelera el proceso de secado, repele la suciedad y facilita su limpieza y mantenimiento.

En Beljemi realizamos el envío de tu nueva pérgola hasta tu domicilio con toda la tornillería y accesorios necesarios para su instalación para que tengas lista tu zona de confort semiabierta cuanto antes y para todo el año.