El diseño de un espacio abierto puede llegar a ser muy complejo, pues conformar un estilo uniforme combinando elementos prácticos y decorativos tan dispares puede convertirse en una misión imposible. Pero lo más importante es darle funcionalidad, ya que cualquier lugar al aire libre es ideal como zona de confort cuando llega el buen tiempo. Sin embargo, ¿qué haces con estos espacios cuando la climatología cambia? 

En la actualidad existen tantos toldos como tipos de espacios abiertos puede haber en una vivienda o negocio. El tamaño, la forma y la orientación son algunas de las singularidades a tener en cuenta para instalar un toldo que te permita disfrutar de tu terraza, jardín o balcón.

En Beljemi te ofrecemos una amplia variedad de modelos que destacan por su estabilidad, elegancia y durabilidad, pero sobre todo por los distintos objetivos que son capaces de cumplir, pues una cubierta permite regular la temperatura y el paso de la luz al ambiente, entre otras funcionalidades.

El diseño de un espacio abierto puede llegar a ser muy complejo, pues conformar un estilo uniforme combinando elementos prácticos y decorativos tan dispares puede convertirse en una misión imposible. Pero lo más importante es darle funcionalidad, ya que cualquier lugar al aire libre es ideal como zona de confort cuando llega el buen tiempo. Sin embargo, ¿qué haces con estos espacios cuando la climatología cambia? 

En la actualidad existen tantos toldos como tipos de espacios abiertos puede haber en una vivienda o negocio. El tamaño, la forma y la orientación son algunas de las singularidades a tener en cuenta para instalar un toldo que te permita disfrutar de tu terraza, jardín o balcón.

En Beljemi te ofrecemos una amplia variedad de modelos que destacan por su estabilidad, elegancia y durabilidad, pero sobre todo por los distintos objetivos que son capaces de cumplir, pues una cubierta permite regular la temperatura y el paso de la luz al ambiente, entre otras funcionalidades.

Toldo de brazos extensibles

La estructura de los toldos de brazos extensibles consta de dos brazos articulados, colocados uno a cada lado del toldo, que se estiran y se doblan sobre sí mismos con la finalidad de extender o recoger la lona. Los soportes que lo sujetan hacen que la estructura esté sometida a una tensión menor.

Se trata de una estructura de aluminio estable y resistente que cuenta con un amplio rango de niveles para su inclinación. Está compuesta por un tubo de enrolle, dos brazos extensibles, una barra de carga y la lona. Ofrece la posibilidad de ser instalado en balcones, terrazas, patios, jardines, porches... 

Toldo de punto recto

El toldo de punto recto, también conocido como toldo de brazo fijo, posee un brazo anclado a cada lado de la ventana que se quiere proteger. Estas articulaciones móviles destacan por su capacidad para mantenerse en cualquier posición desde los 0º y hasta los 180º y poseen un sistema de tensión que otorga una gran consistencia al toldo ante los fuertes vientos. La posibilidad de adoptar una postura vertical permite cubrir completamente una ventana y otorgar al espacio una privacidad total.

Esta estructura de toldos fabricada en aluminio lacado puede instalarse en ventanas, balcones y terrazas atornillando los anclajes de los brazos en el techo, en la pared o en una barandilla. 

Toldo de brazo stor

La estructura de toldos de brazo stor consta de brazos abatibles de 50cm de longitud que se sujetan a la barandilla de balcones o terrazas mediante enganches.

Así, el toldo puede colocarse en dos posiciones según la postura de sus brazos: vertical cuando están recogidos o proyectado cuando están tendidos, dejando un espacio de 50cm entre la lona y la barandilla. 

Con un mecanismo diseñado en aluminio de alta calidad, es el protector ideal para balcones con techo y proporciona una gran intimidad.

Toldo vertical

El despliegue de este tipo de toldos es completamente vertical, de arriba a abajo y viceversa. Esta característica le hace perfecto para cubrir ventanas o los laterales de un espacio, permitiendo tanto la delimitación como el cierre perimetral de un recinto. La lona de estos toldos puede poseer una ventana de PVC que mantiene la visibilidad hacia el exterior mientras protege el espacio del viento. 

La estructura se puede fijar en la pared o en el techo sin requerir la ejecución de obras, por lo que se trata de modelo discreto. Puede anclarse al suelo enganchándose a dos anillas abatibles instaladas en el pavimento o tener perfiles laterales de aluminio que actúan como guías por las que se desliza la lona para evitar huecos por donde pueda entrar el aire.

Toldo Tijera

El toldo Tijera es un producto de alta gama pensado para solucionar la creciente necesidad de cubrir grandes áreas con una única cubierta de brazos en forma de acordeón, ya que este modelo no tiene límite de ancho. 

Por su parte, el toldo tijera dúplex cuenta con una doble vertiente y permite incorporar dos toldos añadiendo una estructura auto portable.

En cualquier caso, este resistente modelo dota al espacio de un estilo sofisticado y elegante. Destaca, además, por ofrecer la posibilidad de añadir más puntos de luz y calefacción en la zona protegida.

Toldo vela

La estructura de estos toldos no consta de herraje, sino que está formada por postes o paredes en los que se engancha la lona para mantenerla tensada, la cual requiere de un refuerzo en todas sus tres o cuatro esquinas. Su montaje y desinstalación son muy sencillos.

Es una original y económica opción para áreas abiertas en las que proporciona mucha sombra y ventilación bajo una moderna estética. No obstante, las velas son elementos consistentes y estables capaces de cubrir grandes espacios. Se fabrican a medida y en forma triangular, cuadrada, rectangular o irregular según las necesidades de la zona a cubrir.

Toldo lateral

El cortavientos lateral está diseñado para resguardar o dividir un recinto.

Para ello, la estructura consta de un poste atornillado a la pared, donde se guarda la lona, y otro al suelo, donde se engancha la tela. Así, la lona se enrolla y se desenrolla en horizontal.

Este sistema de auto enrolle aporta firmeza y evita el cierre accidental de la lona, la cual ofrece una larga vida útil al permanecer protegida en el cofre siempre que esté fuera de uso.

Toldo vela

La estructura de estos toldos no consta de herraje, sino que está formada por postes o paredes en los que se engancha la lona para mantenerla tensada, la cual requiere de un refuerzo en todas sus tres o cuatro esquinas. Su montaje y desinstalación son muy sencillos.

Es una original y económica opción para áreas abiertas en las que proporciona mucha sombra y ventilación bajo una moderna estética. No obstante, las velas son elementos consistentes y estables capaces de cubrir grandes espacios. Se fabrican a medida y en forma triangular, cuadrada, rectangular o irregular según las necesidades de la zona a cubrir.

Toldo lateral

El cortavientos lateral está diseñado para resguardar o dividir un recinto.

Para ello, la estructura consta de un poste atornillado a la pared, donde se guarda la lona, y otro al suelo, donde se engancha la tela. Así, la lona se enrolla y se desenrolla en horizontal.

Este sistema de auto enrolle aporta firmeza y evita el cierre accidental de la lona, la cual ofrece una larga vida útil al permanecer protegida en el cofre siempre que esté fuera de uso.

Estructura de toldos

Todos nuestros toldos tienen una estructura de aluminio lacado de alta calidad que garantiza la resistencia de la cubierta frente a las inclemencias del tiempo. Además, el usuario puede escoger entre un modelo con o sin cofre y un sistema de accionamiento manual o motorizado para cada tipo de toldo -excepto en el caso de los toldos vela, toldos tijera y toldos laterales-.