TIPOS DE TOLDOS

A la hora de elegir un toldo para tu vivienda, ya sea piso o casa particular, debes tener en cuenta una serie de factores que determinarán qué modelo de toldo cubrirá mejor tus necesidades. El clima, la orientación de la vivienda, la ubicación donde se quiere instalar el toldo, así como los gustos personales juegan un papel importante a la hora de decidir qué tipo de toldo comprar.

Localización de la vivienda

Las fachadas expuestas al norte reciben el nivel más bajo de radiación, al principio de la mañana y en la parte final de la tarde. Las orientadas al este reciben la mayor parte de la radiación a mediodía. Las orientadas al sur reciben radiación solar durante todo el día. Las orientadas al oeste reciben la mayor parte de la radiación a mediodía y por la tarde. Para climas cálidos se utilizan tejidos transpirables, que reducen el calor, mientras que en climas húmedos se usan telas impermeables, que conservan el calor. También existen tejidos específicos para determinadas aplicaciones.

Lugar de instalación

Según se quiera cubrir una ventana, balcón, terraza, porche o jardín, los toldos pueden anclarse en distintas posiciones. Los toldos anclados al techo se instalan atornillando los herrajes por la parte superior. Los anclados a pared se instalan atornillando los herrajes por la parte lateral, directamente a la pared o fachada. Los anclados entre paredes se instalan atornillando los herrajes por sus respectivos lados exteriores, directamente al espacio que queda entre dos paredes o postes. Por último, los anclados al suelo se instalan atornillando los herrajes por su parte inferior.

Toldo prefabricado o a medida

Los toldos prefabricados o estándar son aquellos que se venden en kit y que no permiten ningún tipo de customización de medidas, pues vienen predefinidas y listo para ser instalado en tu vivienda. En cambio, un toldo hecho a medida como los que fabricamos en Beljemi, se adapta perfectamente a todas tus necesidades, adecuando el tamaño del producto a tu hueco disponible.

Toldo manual o eléctrico

La mayoría de los toldos funcionan mediante accionamiento manual (a manivela), pero también existe la posibilidad de automatizarlos, mediante un motor que pliegue y despliegue el toldo al dar la orden con un mando a distancia. A esta última opción se puede añadir además un sensor que según detecte un nivel de sol y viento determinados, plegará o desplegará el toldo él solo.

Toldos con cofre o sin cofre

Un toldo con cofre ofrece mayor protección de las inclemencias del tiempo, guardando la lona, los brazos y el tubo de enrolle por completo, aumentando así la durabilidad del producto y aportando además una estética más limpia y lujosa que se integra en el entorno, por eso se consideran de alta gama. Este tipo de toldos se recomiendan en zonas con climas húmedos o espacios muy expuestos. Un toldo sin cofre, aunque es más barato, deja expuesta la lona y el tubo de enrolle, lo que puede favorecer la necesidad de cambiar la lona a los pocos años, lo que por otro lado puede ser una oportunidad para actualizar el tejido o cambiar radicalmente de look.

Beneficios de comprar un toldo

Instalar toldos en las ventanas, balcones, terrazas, porches y jardines de la casa te permite protegerla del sol, del calor y del exceso de claridad en ciertas épocas del año, y protege también el mobiliario de exterior de la decoloración por exposición a los rayos UV. Además, los toldos te permiten aprovechar y disfrutar de todo tu espacio todo el año. Un buen toldo regula la temperatura y ayuda a ahorrar energía, ya que disminuye el uso de calefacción y climatización. Es la opción ideal para cubrir un espacio protegiendo una determinada zona de la intemperie (ya sea de los rayos solares o de la lluvia), y además funciona como elemento decorativo.

Categorías de toldos

En Beljemi encontrarás los modelos de toldo más usados en España, los diferentes tipos que se adaptan a diferentes ubicaciones, todos ellos a medida personalizada. Además dispones de una amplia gama de lonas para vestir tu toldo, transpirables o impermeables. Los siguientes modelos de toldo se diferencian según el tipo de estructura:

Toldo de Brazos Extensibles, Articulado o Invisible
Toldo de Punto Recto o Portada
Toldo Estor o de Balcón
Toldo Vertical
Toldo Lateral
Toldo Vela
Toldo Capota o Pabellón
Toldo de Palillería, Corredero, Plano o Pérgola

Toldo de Brazos Extensibles, Articulado o Invisible

Es el tipo de toldo más popular y conocido. Los brazos que tiene su estructura permiten que se pueda doblar y replegar sobre sí mismo sin ningún obstáculo. Su hermano mayor es el modelo monobloc, que simplemente hace referencia al mismo tipo de estructura, pero de mayores dimensiones (de hasta de 6m de línea con un solo juego de brazos, y de más medida con más juegos de brazos) y que además es más robusto.

Este tipo cuenta con un amplio margen de regulación de su inclinación, llegando a inclinarse a 90º con gran precisión y estabilidad, y puede tener 3 variantes: sin cofre, semicofre o con cofre. Por ello de adapta perfectamente a las distintas necesidades del hogar o del clima en cada momento determinado. Este modelo se puede ser manual o motorizado.

Es muy versátil y se puede instalar en balcones, terrazas, patios y jardines, así como locales comerciales. Están recomendados en espacios amplios, con superficie de salida de la fachada. Su mayor ventaja, aparte de aportar sombra y protección solar a una gran superficie, es que permite el paso libre de obstáculos por ella.

Para saber sus medidas necesitas el ancho de tu hueco a cubrir y la salida o despliegue que tú quieras que tenga, pero debes tener en cuenta que ningún toldo de brazo extensible puede tener una salida mayor que la anchura, ya que la integridad de la estructura se comprometería y el producto correría riesgo de venirse abajo.

TOLDOS DE BRAZO EXTENSIBLE

Encontrarás todos nuestros modelos de toldos de brazo extensible, con cofre y sin cofre, y en cada uno verás un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción de cada modelo verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo de Punto Recto o Portada

Este tipo es indicado para ventanas y fachadas, aunque también puede ser instalado en balcones con gruesas verandas o barandillas con superficie suficiente para atornillar los anclajes de los brazos fijos de este toldo. Se instala sobre la ventana y sus brazos laterales permiten graduar la inclinación resultando en tres posibles posiciones: una de ellas quedando el toldo totalmente vertical, creando un cerramiento y protegiendo así de la lluvia y el viento.

Los brazos de este toldo van provistos de un sistema de tensión que le confiere más estabilidad y firmeza frente a las rachas de viento, aumentando su resistencia y durabilidad. Estos brazos permiten una apertura del toldo de hasta 180º, y puede encontrarse tanto con cofre como sin él, por eso es tan versátil. Aporta un toque de elegancia a las fachadas de viviendas comunitarias y particulares.

Para saber sus medidas necesitas el ancho de tu hueco a cubrir y el largo del brazo dependerá de la salida o despliegue que tú quieras que tenga.

TOLDOS DE PUNTO RECTO

Encontrarás todos nuestros modelos de toldos de punto recto, con cofre y sin cofre, y en cada uno verás un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción de cada modelo verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo Estor, Telón o de Balcón

Son toldos diseñados para balcones o terrazas con barandilla de forja o mampostería (con o sin pared lateral). Tienen brazos abatibles de 50cm de longitud que se fijan a la barandilla mediante enganches y permiten dos posiciones: totalmente vertical (con los brazos recogidos) o proyectado en la fachada (con los brazos completamente abiertos y anclados a la veranda.

Es ideal para proteger tu balcón de la climatología y aprovechar ese espacio todo el año, pues se puede regular a tu antojo, y se puede encontrar tanto en versión sin cofre y con cofre por si quieres más protección de la lona y el mecanismo del toldo.

Este tipo de toldo, además de funcional, también aporta un toque de estética en fachadas y balcones de cualquier vivienda, ya sea fusionándose con el conjunto o contrastando con él. Es adecuado también para comercios, sobre todo en aquellos que apuestan por un tejido o estampado llamativo que los diferencie y haga destacar.

Para comprar un toldo estor necesitas medir el ancho de tu balcón y la altura hasta la barandilla. La medida de los brazos siempre es de 50cm ya que se necesita ese margen extra para proyectar sombra en el balcón correctamente.

TOLDOS STOR

Encontrarás todos nuestros modelos de toldo stor, con cofre y sin cofre, y en cada uno verás un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción de cada modelo verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo Vertical

Es un toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente vertical, suelto o metido por dos guías a los laterales, como si fuese una persiana o un estor. Es muy discreto ya que no invade nada de espacio ni presenta ningún obstáculo al paso. La versión con ventana, o si lleva un tejido especial, permite el paso de la luz natural, pero conservando la protección del viento y la intimidad.

Es muy práctico y útil desenrollarlo cuando hace sol o viento, y enrollarlo cuando no se necesite. Funciona como cortavientos vertical y es el modelo perfecto y el más utilizado para realizar cerramientos en terrazas, porches y miradores, ya que no requiere de obras. Se puede adaptar e integrar en ventanas también, usando tejidos técnicos diseñados para ser más finos y reducir el espacio de enrolle.

Este tipo de toldo puede ser sin cofre o con cofre, y puede ser sin guías (con enganches en la parte inferior para anclarlo al suelo), con guías (herrajes de aluminio por los que baja la lona) o con varillas (cables de acero que guían la tela hacia abajo).

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho del espacio a cubrir, y el alto deseado.

TOLDOS VERTICALES

Encontrarás todos nuestros modelos de toldos verticales, con/sin guías, ventana y cofre, y en cada uno verás un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción de cada modelo verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo Lateral

Es un toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente horizontal, va anclado al suelo y sirve como protección solar, cortavientos y separador de espacios. Es el modelo ideal para aportar privacidad a terrazas, patios o jardines donde no se pueda instalar un toldo cortavientos vertical.

Este tipo de toldo siempre lleva cofre porque una vez enrollado la lona se guarda en el “poste” fijo, y este modelo puede llevar ventana transparente si quieres que permita el paso de la luz natural.

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho del espacio a cubrir, y el alto deseado.

TOLDO CORTAVIENTOS LATERAL VENTO

El toldo cortavientos lateral que fabricamos en Beljemi es el VENTO, muy versátil y sencillo de utilizar. Lo encontrarás aquí junto con un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo Vela

Es la opción alternativa si no quieres instalar un toldo convencional. Este tipo aporta mucha sombra y el paso de aire por la zona que cubre (favoreciendo la ventilación del entorno). Se utiliza mucho en áreas y espacios abiertos donde se realizan actividades de diversa índole, como zocos, mercados, parques recreativos, zoos, etc.

Se trata de una lona reforzada en las esquinas, tensionada y anclada en tres o cuatro puntos diferentes (paredes o postes), cubriendo grandes espacios del sol, el calor, la lluvia y el frío nocturno, templando la temperatura del ambiente. Se suelen instalar en ángulo que permita una óptima proyección de la sombra durante el día. Se fabrican a medida y son fácilmente montables y desmontables.

Se pueden fabricar de diferentes formas según las necesidades de la zona a cubrir, y sus ojales resisten la tensión y el paso del tiempo. Dependiendo del tejido escogido, la lona aportará determinados efectos.

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho y el largo del espacio a cubrir por cada lado de la zona.

TOLDO VELA RECTANGULAR

Encontrarás un presupuestador automático y explicaciones para tomar las medidas que necesitas

TOLDO VELA TRIANGULAR

Encontrarás un presupuestador automático y explicaciones para tomar las medidas que necesitas

Toldo Capota o Pabellón

Es un tipo de toldo muy versátil y el más usado en comercios, ya que se adapta a pequeñas ventanas y ofrece una estética clásica. Su característica principal es que tiene forma de arco, puede ser fácilmente rotulado, y queda vistoso y muy decorativo en fachadas.

El toldo capota puede ser fijo o móvil, permitiendo su recogida. La capota se abre y se cierra en forma de bisagra, tiene una gran durabilidad. La versión fija o rígida ya instalada puede mantenerse, pero las nuevas instalaciones deben ser móviles según la nueva normativa legal que regula las marquesinas, grupo que comprende a los toldos capota.

En Beljemi no fabricamos actualmente este tipo de toldo, pero es un modelo muy común que no podía quedar excluido de esta clasificación.

Toldo Corredero, Plano, de Palillería o Pérgola

Son los toldos que se instalan en las pérgolas. Consta de una estructura (en nuestro caso aluminio, Beljemi no fabrica pérgolas de madera actualmente) con palillería o perfiles que sujetan la lona y que corren por unos carriles tirados por una polea (como si fuera una persiana, pero en horizontal). Aportan una estética de lujo al entorno y un aire moderno a cualquier vivienda.

Las pérgolas pueden ser instaladas entre paredes para cubrir patios o terrazas, o en jardines, siendo adosada a la fachada o independiente. Son muy comunes como cenadores en casas unifamiliares, áticos, hoteles y restaurantes. La estructura de palillería ha de fijarse bien a suelo y/o pared, y la lona corredera puede ser de diferentes tejidos según las necesidades del entorno, y puede cambiarse o renovarse fácilmente.

Su principal ventaja de este tipo de toldos es que cubren grandes superficies y son muy resistentes al viento. Además, determinados tipos de palillería pueden soportar el peso de cortinas o toldos verticales, lo que permite hacer un cerramiento completo del espacio, ofreciendo mayor protección y privacidad si fuera necesario.

Si te interesa este tipo de toldo necesitas medir el ancho y el largo del espacio que deseas cubrir, y el alto de la estructura suele ser de 2,50m (recortable bajo demanda). Las pérgolas de Beljemi están hechas con aluminio de alta calidad, se fabrican a medida y son muy fáciles de instalar y utilizar.

PÉRGOLAS

Encontrarás cada modelo junto con un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción verás sus detalles y toda la información que necesitas

LONAS PARA PÉRGOLA

Si ya tienes una estructura y solo necesitas la lona, puedes configurarla a medida aquí. Encontrarás un presupuestador automático y en la descripción verás sus detalles y toda la información que necesitas

Toldo de Punto Recto o Portada

Este tipo es indicado para ventanas y fachadas, aunque también puede ser instalado en balcones con gruesas verandas o barandillas con superficie suficiente para atornillar los anclajes de los brazos fijos de este toldo. Se instala sobre la ventana y sus brazos laterales permiten graduar la inclinación resultando en tres posibles posiciones: una de ellas quedando el toldo totalmente vertical, creando un cerramiento y protegiendo así de la lluvia y el viento.

Los brazos de este toldo van provistos de un sistema de tensión que le confiere más estabilidad y firmeza frente a las rachas de viento, aumentando su resistencia y durabilidad. Estos brazos permiten una apertura del toldo de hasta 180º, y puede encontrarse tanto con cofre como sin él, por eso es tan versátil. Aporta un toque de elegancia a las fachadas de viviendas comunitarias y particulares.

Para saber sus medidas necesitas el ancho de tu hueco a cubrir y el largo del brazo dependerá de la salida o despliegue que tú quieras que tenga.

Toldo Estor, Telón o de Balcón

Son toldos diseñados para balcones o terrazas con barandilla de forja o mampostería (con o sin pared lateral). Tienen brazos abatibles de 50cm de longitud que se fijan a la barandilla mediante enganches y permiten dos posiciones: totalmente vertical (con los brazos recogidos) o proyectado en la fachada (con los brazos completamente abiertos y anclados a la veranda.

Es ideal para proteger tu balcón de la climatología y aprovechar ese espacio todo el año, pues se puede regular a tu antojo, y se puede encontrar tanto en versión sin cofre y con cofre por si quieres más protección de la lona y el mecanismo del toldo.

Este tipo de toldo, además de funcional, también aporta un toque de estética en fachadas y balcones de cualquier vivienda, ya sea fusionándose con el conjunto o contrastando con él. Es adecuado también para comercios, sobre todo en aquellos que apuestan por un tejido o estampado llamativo que los diferencie y haga destacar.

Para comprar un toldo estor necesitas medir el ancho de tu balcón y la altura hasta la barandilla. La medida de los brazos siempre es de 50cm ya que se necesita ese margen extra para proyectar sombra en el balcón correctamente.

Toldo Vertical

Es un toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente vertical, suelto o metido por dos guías a los laterales, como si fuese una persiana o un estor. Es muy discreto ya que no invade nada de espacio ni presenta ningún obstáculo al paso. La versión con ventana, o si lleva un tejido especial, permite el paso de la luz natural, pero conservando la protección del viento y la intimidad.

Es muy práctico y útil desenrollarlo cuando hace sol o viento, y enrollarlo cuando no se necesite. Funciona como cortavientos vertical y es el modelo perfecto y el más utilizado para realizar cerramientos en terrazas, porches y miradores, ya que no requiere de obras. Se puede adaptar e integrar en ventanas también, usando tejidos técnicos diseñados para ser más finos y reducir el espacio de enrolle.

Este tipo de toldo puede ser sin cofre o con cofre, y puede ser sin guías (con enganches en la parte inferior para anclarlo al suelo), con guías (herrajes de aluminio por los que baja la lona) o con varillas (cables de acero que guían la tela hacia abajo).

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho del espacio a cubrir, y el alto deseado.

Toldo Lateral

Es un toldo que se enrolla y desenrolla de manera totalmente horizontal, va anclado al suelo y sirve como protección solar, cortavientos y separador de espacios. Es el modelo ideal para aportar privacidad a terrazas, patios o jardines donde no se pueda instalar un toldo cortavientos vertical.

Este tipo de toldo siempre lleva cofre porque una vez enrollado la lona se guarda en el “poste” fijo, y este modelo puede llevar ventana transparente si quieres que permita el paso de la luz natural.

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho del espacio a cubrir, y el alto deseado. El toldo cortavientos lateral que fabricamos en Beljemi es el VENTO, muy versátil y sencillo de utilizar. Lo encontrarás aquí junto con un presupuestador automático que te calcula el precio según vas configurando el producto a medida. En la descripción verás sus detalles y toda la información que necesitas.

Toldo Vela

Es la opción alternativa si no quieres instalar un toldo convencional. Este tipo aporta mucha sombra y el paso de aire por la zona que cubre (favoreciendo la ventilación del entorno). Se utiliza mucho en áreas y espacios abiertos donde se realizan actividades de diversa índole, como zocos, mercados, parques recreativos, zoos, etc.

Se trata de una lona reforzada en las esquinas, tensionada y anclada en tres o cuatro puntos diferentes (paredes o postes), cubriendo grandes espacios del sol, el calor, la lluvia y el frío nocturno, templando la temperatura del ambiente. Se suelen instalar en ángulo que permita una óptima proyección de la sombra durante el día. Se fabrican a medida y son fácilmente montables y desmontables.

Se pueden fabricar de diferentes formas según las necesidades de la zona a cubrir, y sus ojales resisten la tensión y el paso del tiempo. Dependiendo del tejido escogido, la lona aportará determinados efectos.

Si quieres comprar este tipo de toldo necesitas medir el ancho y el largo del espacio a cubrir por cada lado de la zona.

Toldo Capota o Pabellón

Es un tipo de toldo muy versátil y el más usado en comercios, ya que se adapta a pequeñas ventanas y ofrece una estética clásica. Su característica principal es que tiene forma de arco, puede ser fácilmente rotulado, y queda vistoso y muy decorativo en fachadas.

El toldo capota puede ser fijo o móvil, permitiendo su recogida. La capota se abre y se cierra en forma de bisagra, tiene una gran durabilidad. La versión fija o rígida ya instalada puede mantenerse, pero las nuevas instalaciones deben ser móviles según la nueva normativa legal que regula las marquesinas, grupo que comprende a los toldos capota.

En Beljemi no fabricamos actualmente este tipo de toldo, pero es un modelo muy común que no podía quedar excluido de esta clasificación.

Toldo Corredero, Plano, de Palillería o Pérgola

Son los toldos que se instalan en las pérgolas. Consta de una estructura (en nuestro caso aluminio, Beljemi no fabrica pérgolas de madera actualmente) con palillería o perfiles que sujetan la lona y que corren por unos carriles tirados por una polea (como si fuera una persiana, pero en horizontal). Aportan una estética de lujo al entorno y un aire moderno a cualquier vivienda.

Las pérgolas pueden ser instaladas entre paredes para cubrir patios o terrazas, o en jardines, siendo adosada a la fachada o independiente. Son muy comunes como cenadores en casas unifamiliares, áticos, hoteles y restaurantes. La estructura de palillería ha de fijarse bien a suelo y/o pared, y la lona corredera puede ser de diferentes tejidos según las necesidades del entorno, y puede cambiarse o renovarse fácilmente.

Su principal ventaja de este tipo de toldos es que cubren grandes superficies y son muy resistentes al viento. Además, determinados tipos de palillería pueden soportar el peso de cortinas o toldos verticales, lo que permite hacer un cerramiento completo del espacio, ofreciendo mayor protección y privacidad si fuera necesario.

Si te interesa este tipo de toldo necesitas medir el ancho y el largo del espacio que deseas cubrir, y el alto de la estructura suele ser de 2,50m (recortable bajo demanda). Las pérgolas de Beljemi están hechas con aluminio de alta calidad, se fabrican a medida y son muy fáciles de instalar y utilizar.

Si la tela de tu toldo está dañada, disponemos de lonas para toldos a medida, con corte totalmente personalizado, diseñadas especialmente para su exposición al aire libre. Si tu toldo está en perfecto estado y únicamente deseas cambiar la lona, en nuestra tienda online podrás encontrar los mejores precios y una gran variedad de colores y diseños. Si quieres, puedes ver todos nuestros modelos de lona para toldo aquí.

No importa de qué parte de España seas, enviamos nuestros productos a todo el territorio nacional, incluido las Islas Baleares e Islas Canarias, además de a Portugal. Disfruta de las ventajas y descuentos de comprar directamente al fabricante, y ahórrate así los costes adicionales de comprar a intermediarios.

Todos nuestros toldos tienen una garantía de 2 años, y nuestras lonas 5 años. Enviamos los toldos con todos los accesorios necesarios para su instalación.

Producto agregado a la lista de deseos

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia de navegación, si continúa navegando aceptará el uso, puede consultar más información en este enlace.