El método de accionamiento de las persianas venecianas que ofrecemos en Beljemi es manual, aunque es posible motorizar el sistema de puesta en marcha de este elemento con un presupuesto personalizado. Motorizar una persiana veneciana facilita la tarea de subida y bajada de las lamas en gran medida, puesto que el motor se acciona mediante un interruptor. 

Las persianas venecianas están compuestas por una sucesión de lamas de aluminio o de madera que regulan la cantidad de luz que entra en la estancia. Antes de explicar cómo funciona el mecanismo de una persiana veneciana manual, es necesario conocer más detalles sobre este producto:

Tipos de persianas venecianas

Persiana veneciana de aluminio
Las lamas de una persiana veneciana de aluminio están unidas entre sí con una cuerda de escalera (o escalerilla) de poliéster y pueden tener distintas anchuras (16mm, 25mm y 50mm), según el color y el acabado que elijas. Además, la estructura cuenta con un riel y todas las fijaciones y accesorios necesarios para su instalación. El cabezal al que se unen las bandas a través del mecanismo se fija a la pared o al techo.
Persiana veneciana de madera
Las lamas de una persiana veneciana rústica son de madera de Abachi, tienen 50mm de ancho y están unidas entre sí con una cuerda de escalera (o escalerilla). Además, la estructura cuenta con un riel y todas las fijaciones y accesorios necesarios para su instalación. El cabezal al que se unen las bandas a través del mecanismo se fija a la pared o al techo.

El método de accionamiento de las persianas venecianas que ofrecemos en Beljemi es manual, aunque es posible motorizar el sistema de puesta en marcha de este elemento con un presupuesto personalizado. Motorizar una persiana veneciana facilita la tarea de subida y bajada de las lamas en gran medida, puesto que el motor se acciona mediante un interruptor. 

Las persianas venecianas están compuestas por una sucesión de lamas de aluminio o de madera que regulan la cantidad de luz que entra en la estancia. Antes de explicar cómo funciona el mecanismo de una persiana veneciana manual, es necesario conocer más detalles sobre este producto:

Tipos de persianas venecianas

Persiana veneciana de aluminio
Las lamas de una persiana veneciana de aluminio están unidas entre sí con una cuerda de escalera (o escalerilla) de poliéster y pueden tener distintas anchuras (16mm, 25mm y 50mm), según el color y el acabado que elijas. Además, la estructura cuenta con un riel y todas las fijaciones y accesorios necesarios para su instalación. El cabezal al que se unen las bandas a través del mecanismo se fija a la pared o al techo.
Persiana veneciana de madera
Las lamas de una persiana veneciana rústica son de madera de Abachi, tienen 50mm de ancho y están unidas entre sí con una cuerda de escalera (o escalerilla). Además, la estructura cuenta con un riel y todas las fijaciones y accesorios necesarios para su instalación. El cabezal al que se unen las bandas a través del mecanismo se fija a la pared o al techo.

Persianas venecianas de aluminio

Todas las persianas venecianas de aluminio disponibles en nuestro catálogo incluyen el soporte pared/techo. No obstante, en el momento de la compra puedes solicitar una pieza adicional extensible si necesitas que tu veneciana sortee algún obstáculo. Además de esta opción, en los modelos de lamas de 50 mm tienes la posibilidad de escoger un soporte lateral.

Las persianas venecianas de aluminio tienen un elevado rendimiento, así como propiedades mecánicas y anticorrosivas. Además, están diseñadas con un acabado homogéneo que se lleva a cabo con pintura electrostática curada en horno de infrarrojos, cuya composición es muy respetuosa con el medio ambiente y les aporta una gran ecoeficiencia.

Su uso está pensado en espacios interiores secos, por lo que para prevenir su oxidación recomendamos evitar su instalación en lugares húmedos como baños o piscinas climatizadas.

La veneciana clásica está disponible en un rango de medidas que oscilan entre los 0,90 metros y los 2,5 metros de ancho y hasta los 3 metros de alto.

Respecto a la medida de las lamas, el modelo más tradicional de la persiana veneciana de aluminio es aquella con bandas 25 mm. La principal ventaja técnica de esta y de la veneciana de 16 mm es la propiedad de anti degradación que posee y el fácil mantenimiento que requiere el aluminio. 

Por su parte, el prototipo con lamas de 50 mm está fabricado en aluminio virgen con una aleación óptima. Este material otorga más fuerza, flexibilidad y resistencia a los factores de corrosión externos e internos. Así, su mayor ventaja técnica es la resistencia. También cuenta con un mantenimiento sencillo.

Persianas venecianas de madera

El uso de la madera Abachi está planteado para espacios interiores secos en los que la veneciana no esté expuesta directamente al sol, ya que esta circunstancia puede afectar o decolorar la veta. Asimismo, recomendamos evitar su instalación en lugares húmedos, como baños, para impedir la oxidación de la madera.

La veneciana rústica, disponible con un ancho de entre 0,6 metros y 2,4 metros y un alto de hasta 3 metros, ofrece un amplio margen de regulación de la luz, ya que puedes controlar el grado de inclinación de las bandas horizontales completamente. 

En cuanto al soporte, la persiana veneciana de madera incluye el soporte pared/techo, pero en Beljemi también ofrecemos la opción de seleccionar un soporte lateral en caso de que la instalación sea entre paredes o una pieza adicional extensible para esquivar algún obstáculo como la manilla de la ventana.

La mayor ventaja técnica de una veneciana de madera es su gran resistencia a la deformación. Por otro lado, su limpieza y mantenimiento es muy simple, ya que basta con pasar un paño para quitar la suciedad de las lamas.

Además, este tipo de venecianas aporta un ambiente cálido a la estancia. Sobre su aspecto estético, cabe la posibilidad de ocultar el cabezal superior detrás de un cajón de madera o galería para lograr una apariencia más discreta. Asimismo, también se puede ocultar la escalerilla con una cinta embellecedora cuya tonalidad vaya en línea con las lamas. Esta cinta tiene una función estética y no está incluida con la compra de la persiana veneciana rústica en Beljemi, por lo que debes solicitarlas de forma específica en el momento en el que realizas la compra a través de nuestro catálogo.

Mecanismo de una persiana veneciana

Los mecanismos de elevación y orientación de las persianas venecianas están fabricados en ABS reforzado y hierro revestido de zinc en todos los modelos que tenemos disponibles en Beljemi, ya sean de aluminio o de madera. Además, ofrecemos la posibilidad de colocar estos engranajes tanto en el lado izquierdo como en el lado derecho de la ventana.

En el caso de las venecianas de aluminio, el sistema de elevación se controla mediante un cordón de poliéster, mientras que el de orientación de las lamas se dirige con una varilla giratoria de PVC, ambos rematados con tiradores. Así pues, en el caso de las venecianas rústicas, tanto el sistema de elevación como el de orientación se controlan mediante cordones rematados con tiradores de madera.

El mecanismo de la persiana veneciana permite desplegar la misma tirando del cordón ligeramente hacia abajo y moviéndolo hacia el centro de la veneciana hasta que la persiana quede a la altura deseada. Una vez que se encuentre en el nivel que quieres, debes desplazar el cordón hacia el borde de la ventana para que la persiana se bloquee. 

Para el movimiento contrario, es decir, para recoger la persiana veneciana, hay que estirar el cordón hacia abajo y acercarlo hacia tu cuerpo hasta que la veneciana se encuentre en la altura a la que quieres dejarla.

En cuanto al control de las lamas de una persiana veneciana de aluminio, solo es necesario girar la varilla de PVC para subir o bajar la inclinación de las lamas, regulando así la entrada de la luz a la estancia.

En cualquier caso, se trata de sistemas de accionamiento manuales muy sencillos, aptos para personas de cualquier edad, que la única exigencia técnica que conlleva su uso es el control de la fuerza con la que se utiliza, ya que el exceso de energía a la hora de manejar una persiana veneciana puede acortar su vida útil e incluso provocarle algún desperfecto, llegando a romperla o a estropear su mecanismo.