Qué es una pérgola bioclimática

Permanecer cobijado en un espacio mientras disfrutas del exterior de un hogar o establecimiento sin depender del clima es un auténtico deleite. Ya hay elementos que te permiten dar un paso más en el confort de este tipo de espacios, en los que te encuentras como en casa sin perder el contacto con el entorno. Sí, nos referimos a las pérgolas bioclimáticas: ¿qué son?  

Se trata de un tipo de pérgola de aluminio con un techo móvil compuesto por lamas, también de aluminio cuyo ángulo se gradúa de 0 a 90 grados. De esta manera, una pérgola bioclimática te ofrece la posibilidad de cerrar el espacio de forma hermética para evitar el paso del agua, del granizo o de la nieve, de recoger las lamas en un lado para permitir la entrada total de luz y ventilación o graduar las hojas para regular la temperatura del espacio y crear el ambiente que más te convenga en cada momento.

Las lamas de una pérgola bioclimática se accionan a través de un mecanismo eléctrico que se controla mediante un mando a distancia, un interruptor o una aplicación móvil.

Función de una pérgola bioclimática

Este tipo de tejado que se utiliza para las pérgolas bioclimáticas tiene menos versatilidad que el de las pérgolas tradicionales. Al estar constituido por hojas de aluminio en lugar de lona, no es posible cambiar el techo cada vez que te canses de la apariencia de la pérgola, por eso desde Beljemi te ofrecemos una amplia variedad de diseños con diferentes colores y medidas. No obstante, optar por una pérgola bioclimática permite que te ahorres estos cambios cuando son por obligación, es decir, cada vez que la lona se deteriora por el paso del tiempo o por las inclemencias meteorológicas.

Ventajas de una pérgola bioclimática

Es la opción más completa para cubrir un espacio externo. No hay que olvidar que la pérgola bioclimática es un producto de vanguardia y una de las propuestas más innovadoras del mercado en la actualidad, pues incorpora técnicas de arquitectura bioclimática y avances tecnológicos que alargan su durabilidad mientras te permite ahorrar en tiempo y esfuerzo.

Además, las pérgolas bioclimáticas cuentan con un sistema de desagüe que impide que el agua se acumule en el techo, este se deteriore y el agua finalmente caiga sobre el espacio cubierto.

Es la solución perfecta para optimizar espacios como el jardín o la terraza de una vivienda privada, así como la terraza de un restaurante que busque protección contra las inclemencias del tiempo, gracias a sus numerosos beneficios. 

Cuánto cuesta instalar una pérgola bioclimática

Como ya hemos comentado, tanto el material del techo como el de la estructura es el aluminio, puesto que es un metal ligero a la vez que resistente. Además de sus propiedades innatas, su alta calidad garantiza no tener que cambiar los elementos que conforman la pérgola bioclimática cada cierto tiempo ni realizar mantenimientos complejos.

Su estructura consta de una tornillería de fijación oculta y ofrece la posibilidad de colocar toldos verticales en los laterales de la pérgola bioclimática para aislar el espacio del exceso de calor o frío del exterior. 

A pesar de la corpulencia de la pérgola bioclimática, la instalación no es complicada ni requiere una gran intervención. Eso sí, se recomienda que lo hagas sobre una superficie estable y alejada de cualquier fuente de calor (como una estufa o una barbacoa). Además, es conveniente que antes de hacerlo te informes sobre la legislación local de la zona, puesto que en algunas ocasiones se requiere un permiso municipal. El coste de esta instalación dependerá de las características del espacio y de las dimensiones y los extras que hayas elegido.

En esta línea, el mantenimiento de las pérgolas bioclimáticas también es sencillo, ya que la limpieza de las lamas y los mástiles se solventa con agua y jabón neutro.

El aspecto estético de una pérgola bioclimática es limpio, elegante y moderno, lo cual crea ambientes agradables y de confort para disfrutar de una tarde de relax y desconexión o en compañía de los tuyos. 

Tipos de pérgolas bioclimáticas

Pérgola adosada
Una pérgola bioclimática adosada es aquella que se fija a la pared y se apoya en dos mástiles.
Pérgola independiente
La pérgola bioclimática independiente se sostiene con cuatro mástiles que se pueden colocar en cualquier lugar sin necesidad de apoyarse en una pared.

Recomendaciones

Las prestaciones de última generación que ofrecen las pérgolas bioclimáticas te permiten tener bajo control la cantidad de luz, la protección solar y la ventilación que entra en el espacio cubierto. Si además posee un sistema de accionamiento motorizado, podrás hacer todo esto sin ningún tipo de esfuerzo, por eso una pérgola bioclimática es ahora mismo el producto más completo y cómodo para proteger cualquier espacio que se encuentre en la calle. Además, puedes añadir toldos verticales (con o sin ventana y con o sin cofre) en sus laterales para cerrar el área cubierta por la pérgola bioclimática.

También te puede interesar...